Santa Rosa de los Pastos Grandes vivió un día histórico con la entrega de viviendas

Las casas, ejecutadas a través del Instituto Provincial de la Vivienda, corresponden al programa Mi Casa. La pequeña población está ubicada a 65 km de San Antonio de los Cobres.

El gobernador Juan Manuel Urtubey encabezó la entrega de viviendas en Santa Rosa de Los Pastos Grandes, paraje ubicado en San Antonio de los Cobres. El acto marca un hecho histórico ya que por primera vez la comunidad del lugar recibe casas por parte del Estado.

Las casas, ejecutadas a través del Instituto Provincial de la Vivienda, corresponden al programa Mi Casa y cuentan con dos dormitorios, cocina-comedor, baño, lavadero y todos los servicios necesarios para ser habitadas.

En sus palabras el Gobernador agradeció la paciencia de cada uno de los vecinos y por su colaboración para hacer realidad “este sueño de los vecinos de este lugar”.

Urtubey remarcó que este día histórico para Santa Rosa de Los Pastos Grandes se debe al trabajo conjunto que llevamos con cada uno de los intendentes y vecinos del departamento.

Además expresó que se continuará trabajando en este paraje “que durante mucho tiempo fue olvidado y no es casualidad que por primera vez el Estado entregue viviendas”. Indicó que esta es la única manera de construir la sociedad más justa que queremos.

Por su parte el intendente de San Antonio de Los Cobres Leopoldo Salva, agradeció al Gobierno por hacer de esta jornada “un día histórico e inolvidable para los vecinos de la zona. Ver que en este lugar tan alejado de la capital salteña los vecinos reciban sus viviendas es un momento único en nuestra localidad”, sostuvo el jefe comunal.

También participaron el vicegobernador, Miguel Isa, el ministro de Infraestructura, Tierra y Vivienda, Baltasar Saravia, el presidente del IPV Sergio Zorpudes y el intendente de Tolar Grande, Sergio Villanueva.

Luego del corte de cintas y recorrido por las viviendas se procedió a la entrega de las unidades. Clemencina Morales, Paula Martínez, Ramón Morales, Vicente Soriano y Vilma Morales recibieron sus carpetas y llaves de las casas.